Cólicos del lactante

El llanto es la primera forma de comunicación de su sentimientos y necesidades. Muchos bebés lloran un total de unas dos horas durante el día. Los niños que padecen cólicos lloran durante periodos largos e intensos debido a que son mas sensibles y reaccionan en mayor medida ante los cambios que experimentan su cuerpo y entorno.

El cólico de lactante es un proceso benigno en el que un bebe tiene paroxismo de llanto inconsolable durante mas de tres horas por día, de tres días por semana, durante mas de tres semanas y ocurre durante la segunda y tercera semana de edad.

Afecta aproximadamente del 10% al 40% de los lactantes en todo el mundo con un pico alrededor de seis semanas de edad, cuyos síntomas se resuelven alrededor de los tres a seis meses. La incidencia es igual entre los sexos y no hay ninguna correlación con el tipo de alimentación (de mama vs. Formula), la edad gestacional, o estatus socioeconómico.

A pesar de décadas de investigación y de los avances en el conocimiento del desarrollo neurofisiológico prenatal y postnatal temprano, todavía no se definen con claridad los factores implicados en el llamado “cólico del lactante.” Sin embargo, las propuestas incluyen alteraciones en la microflora intestinal, intolerancia a la proteína de leche de vaca o a la lactosa, inmadurez gastrointestinal, aumento de la secreción de serotonina, deficiencia en la técnica de la alimentación y el tabaquismo materno. Los padres suelen informar de que ocurren aproximadamente evaluar trastornos médicos subyacentes y para determinar la necesidad de realizar mas pruebas. Una relación con causas se ha descartado, el medico puede diagnosticar los cólicos en un bebe que se encuentra con la regla de los tres criterios clínicos, El pilar del tratamiento es la orientación y el apoyo a los padres, haciéndoles comprender que esto es algo benigno de naturaleza autolimitada. Aun conociendo la evolución favorable del CL con desaparición espontanea sobre los 3-4 meses, la mayoría de las veces es preciso establecer algún tipo de medidas terapéuticas.

Hay tantos tratamientos como teorías etiológicas y lo peor, o lo mejor es que cualquiera de ellos puede tener una respuesta positiva pero temporal. No hay evidencia de que alguna intervención terapéutica sea verdaderamente efectiva. Una de las alternativas del tratamiento es el uso de probióticos lactobacillus reuteri, teniendo este un efecto modular en la microflora intestinal, en cuanto al tratamiento farmacológico existen sustancias como la si meticona y los inhibidores de la bomba de protones, el uso de fórmulas anticólicos que contienen proteína parcialmente hidrolizadas para facilitar la digestión y son bajas en lactosa o en dado caso la supresión de lactosa en otras fórmulas.

En cuanto a la lactancia materna, se aconseja a las madres una dieta exenta en PLV y otros alergenos alimentarios, como el pescado o el huevo a pesar de existir opiniones contradictorias al respecto. Pronostico excelente se resuelve con o sin tratamiento hacia los tres meses de edad.

Tienen un crecimiento y desarrollo normal y no hay secuelas a largo plazo. El ayudar al niño con cólicos es una cuestión de experiencia, tranquilizar a los padres, reforzar su paciencia, instaurar o no algún tipo de tratamiento y sobre todo darle tiempo ya que esta situación pasara.

Nuestras Redes

Más artículos
La Insuficiencia o Falla Cardiaca y la Diabetes Mellitus