Maquillaje para las madres

Aprovechando estos días donde la reina de la casa tiene celebración por el día de las madres, un excelente regalo son los cosméticos y en especial si la hacen lucir más joven y fresca, sin necesidad de acudir a las agujas o al quirófano ya que las mujeres que tienen piel madura suelen tener ciertos problemas localizados en sus líneas de expresión a la hora de maquillarse, y cuanto más maquillaje se coloca más se marcan las arrugas, de modo que si ese es tu «tormento», atenta porque te damos a continuación las claves para maquillar pieles maduras.

Es importante asumir la edad que tienes, y a partir de ahí fijarse bien cómo son nuestras arrugas para saber cómo jugar con el maquillaje.

Gracias a los muchísimos productos y cosméticos que encontramos en el mercado actual vamos a poder conseguir que nuestro maquillaje se vea prácticamente liso, sin marcas y sobre todo jugoso y lleno de luz. ¿Cómo lograrlo? Es importante asumir la edad que tienes, y a partir de ahí fijarse bien cómo son nuestras arrugas para saber cómo jugar con el maquillaje. Es evidente que si tienes muchas patas de gallo por ejemplo, no es recomendable añadir capas de base de maquillaje dado que lo único que vas a conseguir es acentuar más todavía tus arrugas. Por ello es mejor elegir algo más ligero.

Lo adecuado antes de maquillarse es prepar la piel y en el mundo de las cosmética es fácil encontrar actualmente todo tipo de pre-bases o «primers» para matificar, reducir poros y como no, reducir líneas de expresión. Básico es preparar bien la piel para poder maquillarnos y que se vea perfecto. Por ello cobra mayor relevancia lo de «limpiar y exfoliar la cara» con productos específicos para el tipo de piel que tengamos (normal, grasa, mixta o seca).

Por lo general, la piel madura tiende a estar seca, pero no siempre es así, por la noche aplica siempre una crema hidratante para tu tipo de piel y que además tenga algún efecto «anti-arrugas», sin olvidar un sérum o contorno de ojos que te permita reducir bolsas, líneas de expresión y arrugas en general.

Por la mañana lava bien el rostro y antes de maquillarte, aplica de nuevo una crema hidratante que además también tenga un factor de protección solar (es doblemente importante cuidar la piel del efecto del sol cuando comenzamos a cumplir años).

Es mejor poca base y polvos translúcidos Elegir bases ligeras que solo aplicarás en función de lo que desees cubrir. Por otro lado deberías huir de las bases de efecto mate que están de moda ahora. Puede que para una mujer de 25 o 30 años evitar los brillos es algo esencial, pero en el caso de las pieles maduras, ya hemos dicho que tienden a estar secas o a resecarse con facilidad, las bases luminosas te permitirán un efecto «jugoso» que te ayudará además a verte más joven.

Para el acabado puedes sellar con un poco de polvo translúcido aunque no te pases en la cantidad.

Utiliza corrector en su justa medida. Un truco: aplica el corrector y antes de extenderlo deja que pasen al menos dos minutos. Lograrás que se asiente mejor y que dure más tiempo. Ni se te ocurra aplicar después polvos translúcidos para sellar el corrector. De hecho, la zona de las ojeras o bolsas no deberían tener nada los polvos ya que provocarán que las arrugas se marquen muchísimo más.

El maquillaje de ojos y labios en el caso de las pieles maduras no es algo que nos de tantos quebraderos de cabeza dado que podemos aplicar las sombras y labiales que más nos gusten, siempre y cuando aporten luminosidad a la cara. Las cejas gruesas y mucha mascara para pestañas son sinónimo de juventud.

En cuanto a labios, los puedes exfoliar una vez por semana para que no se noten resecos y aplica un toque de gloss en el centro una vez los has pintado para lograr un efecto más jugoso. Evitemos tambien los labiales matte.

Nuestras Redes

Más artículos
Como se enamoran las mujeres adultas