Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece en el embarazo, en mujeres gestantes que no tenían antecedentes de la enfermedad. Esta puede contribuir a causar daños a la madre y al feto. El sobrepeso y la obesidad hoy día han contribuido al desarrollo y aumento de la diabetes gestacional. El escenario descrito anteriormente ha llevado a un incremento en la prevalencia de diabetes gestacional en el mundo, principalmente en países tercermundistas.

Generalmente aparece a la mitad del embarazo, entre las 24 a 28 semanas de gestación, por el aumento de las hormonas materna y placentaria, las cuales son: hormona gonadotropina coriónica (hCG), lactógeno placentario, estrógenos, entre otras; y esto hace que su cuerpo sea menos capaz de usar la insulina para quemar la azúcar (glucosa) en el cuerpo.

¿Cómo detectar diabetes en el embarazo?

La diabetes gestacional generalmente no presenta síntomas y signos específicos, ya que son propios en una mujer embarazada.

¿Cuándo consultar a su médico?

Es factible, que una mujer antes de buscar un embarazo deba someterse a evaluaciones médicas, para que el médico pueda valorar el riesgo de diabetes gestacional. Inicialmente, cuando se detecta riesgo alto para diabetes gestacional, se procede a realizar la prueba de O’Sullivan (determina la cantidad de glucosa en sangre venosa después de haber ingerido 50 g de glucosa vía oral), de las 24 a 28 semanas de gestación, y así poder detectar temprano el diagnóstico de diabetes gestacional, para evitar las complicaciones maternas y fetales.

Causa

El ser humano debe recibir alimentos y al ingerirlos se transforman en glucosa (azúcar), para luego ingresar al torrente sanguíneo y ponerse en contacto con la insulina. La insulina es una hormona que se produce en el páncreas (glándula), esperando la señal metabólica y así poder realizar su efecto para entrar la glucosa en la célula y producir energía al cuerpo.

Durante el embarazo, la placenta se une al bebé con la madre y como consecuencia se producen altos niveles de hormonas que inhiben el efecto de la insulina-glucosa. En la diabetes gestacional, los niveles de azúcar (glucosa) en sangre están muy elevados por efecto de las hormonas que se producen en la placenta y la madre, provocando daños en el feto y la progenitora.

A medida que el bebé crece, la placenta produce cada vez más hormonas que contrarrestan la acción de la insulina. En la diabetes gestacional, las hormonas de la placenta provocan un incremento del azúcar en la sangre, hasta provocar alteraciones en el crecimiento y bienestar del bebé, y por consiguiente a la madre. Por lo general, la diabetes gestacional se manifiesta durante la última mitad del embarazo.

Factores de riesgo

Todas mujeres embarazadas están propensas a desarrollar diabetes gestacional, porque están en un estado de prediabetes. Los factores de riesgos más importantes son:

  • Ser mayor de 25 años.
  • Antecedentes médicos familiares o personales.
  • Sobrepeso/obesidad.
  • Grupo étnico (raza), entre otras.

Complicaciones

Si tienes diabetes gestacional, el recién nacido y/o la madre puede tener un mayor riesgo a corto y largo plazo de padecer lo siguiente:

  • Sobrepeso al nacer.
  • Malformaciones congénitas.
  • Nacimiento prematuro (pretérmino) y síndrome de dificultad respiratoria.
  • Hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre).
  • Diabetes tipo 2 más adelante en la vida de la madre y del niño.
  • Presión alta y preeclampsia.

Control y tratamiento

El manejo de la diabetes gestacional incluye dieta con un plan alimentación saludable y estar físicamente activos. Si la dieta y el ejercicio no funcionan, se recurre al tratamiento médico con drogas (pastillas) y/o insulina bajo la prescripción médica autorizada.

Consejos para después del parto

La atención postparto debe incluir una evaluación psicosocial y apoyo para el autocuidado. La lactancia materna puede conferir beneficios metabólicos a largo plazo tanto para la madre como para la criatura. La diabetes gestacional se asocia con un mayor riesgo materno de diabetes durante la vida. Después del parto su médico debe realizarle un test de la tolerancia de la glucosa después de las 4 a 6 semanas postparto.

El tiempo estimado para desarrollar diabetes mellitus tipo 2 es de 15 a 25 años, en un 50 a 70 % de las mujeres que hacen diabetes gestacional. Las mujeres deben someterse a un examen cada 1 a 3 años.

Nuestras Redes

Más artículos
Alimentación y diabetes