¿El consumo de vitamina D o ácidos grasos omega 3 reducen el riesgo de infartos?

En la última década, el consumo de suplementos dieteticos con el objetivo de mejorar la salud se ha convertido en una práctica común en nuestra población, aumentando el número de personas que recurren al uso de fármacos ricos en aceite de pescado, conocidos también como ácidos grasos Omega 3, así como el uso de vitamina D, bajo la creencia de que el uso de estos podrian disminuir la aparicion de eventos cardiovasculares, tales como infartos o trombosis fatales.

Los ácidos grasos Omega 3, son necesarios para funciones básicas del organismo como el metabolismo lipídico, la coagulación, presión sanguínea y el sistema inmune; en el caso dela vitamina D es fundamental para el desarrollo saludable de los huesos y de los dientes, ademas de prevenir enfermedades como obesidad y diabetes.

Desde hace mucho tiempo existen datos que indican que el consumo de pescado, asi como el uso de vitamina D, está asociado con la protección contra las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, respecto al uso de suplementos con ácidos grasos omega 3 y vitamina D y sus reales beneficios a largo plazo seguían en cuestionamiento.

Actualmente en Estados Unidos, fue publicado un estudio realizado a más de 26,000 pacientes, en edades que oscilaron entre 50 y 55 años, los cuales recibieron suplementos orales Omega 3, demostrando, que el mismo no redujo accidentes cerebrovasculares, ni tuvo impacto alguno en el riesgo de enfermedad cardiovascular.

El estudio de evaluación de la vitamina D fue un ensayo de 3 años, en Nueva Zelanda que involucró a 5110 personas, recibieron suplementos con dosis altas de vitamina D mensualmente, demostrando que no hubo efecto, en la incidencia de eventos cardiovasculares mayores.

Aunque la suplementacion farmacológica de Omega 3, no ha demostrado los beneficios que se esperaban en cuanto a eventos cardiovasculares, el consumo de esta a través de los alimentos si han demostrado otros beneficios:

  • Aumentan el rendimiento deportivo en atletas.
  • Mantiene las células sanas.
  • Es indispensable para mantener un sistema nervioso sano.
  • Interviene en los procesos inflamatorios.
  • Efectos positivos en el cerebro
  • Efectos positivos en el útero materno y en el feto
  • Reduce los procesos inflamatorios
  • Reducen discretamente la presion arterial y las arritmias.
  • Reduce los niveles de triglicéridos lo cual es un tipo de grasa danina.

Queda claro que el consumo de estas sustancias de forma naturales, tienen mayores beneficios, por ello es aconsejable, iniciarnos en comenzar a ingerirlos, a partir los alimentos saludables que lo contienen.

La mayor fuente de Omega 3, está en los peces de agua fría como el salmón, el arenque, las sardinas, caballa o pescados azules. Además, estan presentes en ciertos vegetales como es el caso de la chía, la semillas de calabaza, nueces, las semillas de lino, almendras, aceite de oliva, nuez, canola, algas, legumbres, lentejas, garbanzos y soja.

El cuerpo produce la vitamina D, cuando la piel se expone directamente al sol, en cambio, muy pocos alimentos contienen vitamina D de manera natural. En consecuencia, muchos alimentos son enriquecidos con esta vitamina, tales como Los pescados grasos (atún, salmón y caballa), hígado de res, el queso, las yemas de los huevos y el champinon.

Nuestras Redes

Más artículos
Bol de ensalada con farro, pollo y vegetales.