FINANZAS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Mucho se ha hablado en estos días acerca de cómo mantener a flote nuestras finanzas personales, dado este cambio abrupto e inesperado que ha sacudido nuestro mundo.

Antes de comentarles algunas ideas y consejos prácticos en este sentido, quiero iniciar con la principal reflexión, “la mente es un arma poderosa, debemos usarla inteligentemente”.  Esta es una frase que me digo a mi misma constantemente, pues la mente, la loca de la casa, como la llamaba la Madre Teresa, muchas veces nos lleva a crear situaciones y especulaciones donde no existen.  Debemos pensar adecuadamente, mantener paz mental para dejar florecer la creatividad que abunda en tiempos de crisis.

Dejándoles con este pensamiento, permítanme enumerarles los 7 consejos que entiendo pueden aplicar en estos tiempos para mantener su tranquilidad financiera:

  • Sé Real. Expectativa versus realidad.  Lo primero que debes hacer es una relación real de tus nuevos ingresos, en caso de que hayan variado, y tus gastos para poder iniciar con una foto exacta a la hora de realizar ajustes.
  • Conviértete en detective. Sí, detective para investigar todas aquellas cosas que solías incluir en tu presupuesto y que en este momento carecen de importancia o necesidad.  Se honest0/a con este análisis.
  • Ajusta tu cinturón. Es tiempo de ajustar nuestros gastos y ahora más que nunca debemos revisar todos aquellos que teníamos pautados para que se cobraran directamente de nuestras tarjetas de crédito o cuentas.  Permanece con los que definitivamente representan una necesidad básica.  En caso de tener muchas deudas, busca orientación para consolidarlas en una sola, en base a tu capacidad de pago.
  • Evita las compras compulsivas. Los momentos de incertidumbre nos llevan a tomar decisiones que afectan nuestro bolsillo. Evita llevarte de especulaciones y sobre abastecerte o comprar compulsivamente, no es el fin del mundo, aunque lo parezca.
  • Revisa tu fondo de emergencias. Claro, si lo tienes.  La mayoría de las personas se nos olvida crearlo.  Si lo tienes, es el momento de revisarlo e incluirlo como parte de tus ingresos, en caso de ser necesario, para cubrir tus necesidades de supervivencia.  Si no lo tienes, aún en momentos como éste, puedes empezar a crearlo.  El inicio está en tu mente, solo decídete y arranca, aunque sea desde lo poco.  Gota a gota se llena el vaso.
  • Activa tu creatividad. Crea, fluye, identifica talentos escondidos o dormidos que te permitan generar ingresos adicionales.  Es en las crisis donde aflora lo mejor de cada uno/a.  Permítete florecer.
  • Sonríe y mantén la esperanza. Al mal tiempo, buena cara.  Sólo una actitud positiva te llevará a afrontar esta situación y tomar las mejores decisiones para mantener a flote y en balance tu vida, hasta que lleguen tiempos mejores.

Esta es información previamente conocida, consejos simples que con solo decidirlo puedes poner en práctica de inmediato. Es momento de hacer pausa, reflexionar y buscar el cambio que se requiere de ti en este momento.   De las grandes pruebas debemos salir mejores o peores, nunca iguales.  Espero que esta prueba aflore tu mejor versión y te permita mantenerte en control, no sólo de tus finanzas, sino de toda tu persona.

Por Gina Báez Susaña

Administradora.  Máster en Finanzas Corporativas

Nuestras Redes

Más artículos
Hipoglucemia