google trends kryptowährung coinbase stocks cryptocurrency price factors cryptocurrency cpa sweden cryptocurrency regulation

Las Redes sociales: benefician o complican el control de tu diabetes

Las Redes sociales son definidas como, estructuras en internet organizadas por personas u organizaciones que se conectan por medio de intereses y características comunes. Hoy en día, el uso de las redes sociales tiene un alto impacto en nuestra sociedad, llegando a ser utilizadas desde los más pequeños hasta los más mayores. No se quedan solo en, Facebook y Twitter, sino que la clasificación de redes sociales incluye también a los foros, aplicaciones como Pinterest, Instagram y Reddit forman parte. Es tanto que, en el 2021 se registró un total de 2,7 billones de usuarios activos, solamente en Facebook.

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes, llegando a afectar a millones de personas alrededor del globo. Según la Organización Mundial de la Salud, las personas afectadas por la diabetes han aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en el 2014. Asimismo, en 2019 se reportaron 1,5 millones de muertes atribuidas a la diabetes. Con estas cifras, nos damos cuenta de que, es un tema de suma importancia y del que, todos debemos estar informados con el fin de, poder ayudarnos a nosotros mismos y a nuestra comunidad.

Con las cifras de casos nuevos de diabetes aumentando y, los números de personas activas en redes sociales por igual, no se nos hace difícil pensar en que, una relación entre ellos podría resultar beneficiosa. Las Redes sociales proveen de un espacio libre y sencillo, que puede ser utilizado por muchas personas para compartir todo tipo de cosas. Los influencers se han vuelto muy conocidos en la actualidad, llegando a como lo dice su palabra, influenciar a sectores de la población a pensar y hacer las cosas de cierta forma. Un nicho de estos influencers está en el compartir su vida, así como también su recorrido por cierta carrera, o condición, muchos compartiendo la vida con enfermedades crónicas como el cáncer, otros compartiendo su vida viajando por el mundo, y así sucesivamente.

Desde este punto de vista, podríamos considerar que, las Redes sociales podrían ayudar como fuente de motivación a muchos diabéticos, a seguir sus tratamientos y a poder aprender más acerca de su diagnóstico. De igual forma, ayudar a difundir de forma masiva el conocimiento, con el fin de que, la mayor cantidad de personas maneje el tema de la diabetes y pueda servir de ayuda en una emergencia.

No solamente las Redes sociales podrían ayudar para motivar a los diabéticos a seguir sus tratamientos, sino que, también funcionarían desde un aspecto emocional y motivacional. Al recibir el diagnóstico de diabetes, podrán presentarse diversas reacciones, entre ellas sentirse enojado, triste o ansioso. Los influencers o, foros abiertos en internet para personas con diabetes, pueden contribuir al pensamiento positivo del paciente y a sentirse acompañado de otras personas que están pasando por lo mismo que él. Así como en persona existen grupos de apoyo, también en internet pueden encontrarse.

Uno de los puntos más importantes en el control de la diabetes, aplicable tanto a diabetes tipo 1 como a diabetes tipo 2, es el mantenimiento de un estilo de vida saludable. Se recomienda al paciente que, realice ejercicio constantemente, así como, el poseer buenos hábitos alimenticios y una dieta balanceada que lo ayuden a mantener un peso ideal. Entre las Redes sociales podremos encontrar aplicaciones en las cuales, las personas comparten sus rutinas de ejercicio, así como también lo que comen cada día, dándole un vistazo al paciente de elementos que puede implementar a su vida diaria para ser más saludable. De igual forma, muchas páginas de internet suben recetas constantemente por lo que, hay siempre información disponible para aquel que quiere comenzar a vivir una vida más sostenible y sana.

Por otro lado, las consultas médicas del paciente también pueden manejarse por medio de las Redes sociales como parte de la telemedicina. Utilización de aplicaciones como Skype, podrían proveer de atención a pacientes que no puedan asistir a una consulta presencial en cierto momento, garantizándole sobretodo la atención médica siempre. Estas intervenciones le proveen al paciente de un acceso rápido y eficaz a su médico, que, de otra forma sería por medio de un hospital o clínica.

Es muy importante resaltar que, como bien dice la frase, todo en exceso hace daño. Si bien el internet y las Redes sociales pueden servir de motivación y superación para muchos, también hay muchas personas que, las utilizan para fomentar el pánico y pensamientos negativos en los usuarios. Todo debe usarse en moderación por lo que, la educación es de suma importancia antes de la creación de una cuenta en una de las Redes Sociales más populares. Podemos contrarrestar los efectos negativos de estas Redes por medio de la limitación de tiempo en cada una. Muchos dispositivos móviles incluso traen la opción de limitar las horas o los minutos que la persona desea pasar dentro de la aplicación, y cuando se llega al máximo la aplicación se cierra y no se puede volver a acceder. Esta estrategia puede ser de ayuda para evitar una saturación del contenido que pueda poner en riesgo la salud mental de los pacientes.

En fin, el tema de las Redes Sociales y el control de la diabetes es extenso y podremos encontrar muchas ventajas como desventajas. El objetivo es, encontrar la mejor manera de educar y promover el buen cuidado y manejo en los pacientes, familiares y amigos, nunca dejando atrás el encuentro con el médico, sino, utilizando herramientas innovadoras que ayuden a llevar un mejor control de la enfermedad.

Existe una gran diversidad en las Redes Sociales, lo que hace que se adecúen a todo tipo de usuario y necesidad, por lo que este es un medio inclusivo que permite la entrada y participación de miles de personas, incluyendo a profesionales de la salud que, también pueden utilizarlas para la creación de contenido educativo que por igual ayude a los pacientes y al público en general. Todo lo que pueda ser de beneficio debe de ser realizado, siempre con el consentimiento y la autorización del doctor. La implementación de estos medios dependerá siempre de la disposición de la persona y de sus familiares, al igual que, del interés que presente en potencialmente mejorar su salud. Estos elementos en línea nos permiten mejorar la calidad de la atención, y, en general, la vida del paciente diabético.

Escrito por: María José Contreras

Nuestras Redes

Más artículos
El ejercicio: Columna principal en la prevención y control de la diabetes