Preparándote para el parto

La preparación adecuada para el parto debe enfocarse en las necesidades de la pareja que espera un hijo, y brindar condiciones esenciales para la salud psicofísica de la familia.

La idea es transformar la vivencia del embarazo, del parto y del post parto y llevarlo de un hecho en ocasiones, cargado de angustias y hasta desesperante, hacia una experiencia de coparticipación llena de alegría y felicidad.

Al comprender la implicancia de dicha experiencia en el crecimiento de una pareja, se debe trabajar profundamente con la embarazada en sus distintos niveles, e introducir la presencia activa de su pareja como un elemento enriquecedor de la maternidad y como parte necesaria en el proceso de maduración de ambos. Si no existiese esa pareja o esta no pudiese participar del entrenamiento se deberían crear las condiciones para que la mujer logre igualmente un resultado positivo y compensativo al mismo tiempo.

El objetivo de esta preparación es lograr que la mujer pueda parir con placer, sin perder la conciencia de las sensaciones físicas que le ayudarían a facilitarlo.

Con el entrenamiento apropiado y efectivo, la embarazada podrá:

  • Vivir un proceso tan antiguo como el mundo, con la posibilidad de utilizar técnicas modernas que le permitan facilitar el momento del parto y el manejo posterior del niño.
  • Adquirir conocimientos sobre los cambios por los que está pasando, como afrontarlos y como responder a ellos.
  • Enfrentar y disipar sus miedos y solucionar las complicaciones originadas por sus propios temores.
  • Participar individualmente o con alguien de su confianza, si es que por alguna circunstancia su pareja no lo puede hacer, adecuándose a las circunstancias propias de su caso.
  • Entrenar su mente y su cuerpo para sobrellevar mejor su embarazo y afrontar positivamente el parto.
  • Compartir con su pareja todo lo que implica este proceso, ayudando a su compañero a descubrir la experiencia de ser papá desde mucho antes de tener al hijo en los brazos.

Este entrenamiento lograría un alcance más amplio permitiendo…

A la mujer

  • Saber lo que va a pasar y cómo actuar en cada situación, relajarse, preparar su cuerpo, saber respirar, controlar su ansiedad, saber pujar, una recuperación más rápida, vivir el embarazo y el parto serena y conscientemente.
  • Evitará medicamentos y conductas innecesarias, logrando una evolución más rápida y una internación más corta.
    Facilitará la labor del profesional.
  • Al recién nacido se le disminuirá las posibilidades de ir a cuidados intensivos o tener complicaciones posteriores.

Al hombre

  • Transformarse en un colaborador consciente, eficiente y afectivo.
  • Sabrá como ubicarse y que hacer en cada momento del proceso.

Al obstetra

  • Recibir una parturienta en buen estado psicofísico y a un bebé sano y sin dificultades respiratorias, le permitirá disminuir las intervenciones riesgosas y realizar un parto mucho más corto y seguro.

Tips de cosas que debes llevar a la clínica

Para el bebé:

  • Dos o tres mudas de ropa para estar en la clínica y una para salir.
  • Pañales desechables.
  • Mantilla
  • Toalla
  • Gorrito
  • Guantecitos
  • Medias
  • Baby wipes

Para la mama:

  • Camisones
  • Salto de cama
  • Calzado para levantarse
  • Set de la cama
  • Elementos de higiene personal
  • Cremas naturales para el pezón
  • Extractor de leche

Nuestras Redes

Más artículos
Cómo lograr que tu hijo te escuche